Buenos dias!!!!!

Aquí me tenéis de nuevo ^^, poco a poco le voy cogiendo el gustillo a esto de escribir en el blog. Los que me seguís en face sabéis que por esa red social soy super activa, me encanta contarles cositas, subir fotos, si me ocurre algo nuevo decíroslo... Será que dedico el 90% de mi día a mi trabajo, y es por eso que cada uno de vosotros que compartís, que dais me gusta, que me escribís por privado o venís por la tienda, sois como de mi familia, ya que formáis parte de mi vida :)

Quiero empezar a escribir a menudo en el blog así los que me decís que os gusta meteros en mi face para "ver que se me ocurrió ahora" para ver que hay de nuevo hoy :) también os resulte interesante y entretenido, pues, este blog <3

Hoy os traigo una receta! El tan querido y que tanta aceptación tuvo en face.... El caramelo salado (Que de salado tiene poco) pero se llama así, y es por una razón que os cuento ya mismo ^^

Esta salsa de caramelo es característica por llevar sal, es algo raro que el caramelo que es dulce tenga que llevar sal como en este caso y eso es por que.... la sal le da más intensidad al sabor del caramelo. Sabéis por ejemplo que en el bizcocho de chocolate si le pones sal (una pizca) incrementas el sabor del chocolate?? Si no lo sabíais pues ahí les dejo ese tip! Muy útil para los choco-adictos (como yo ^^)

Los usos son infinitos para esta salsa, de siempre se ha utilizado para la comida, para la carne en concreto.... yo me enteré buscando sus usos por internet, jamás lo había oído y me resultó super interesante. Hoy por ejemplo la usaré para rellenar unos cupcakes.... pero conocéis las famosas DRIP CAKES que ahora están tan de moda? las tartas que les "chorrea" (léase con tono de homer simpson babeando) una salsa y queda muy decorativo? 

Os dejo unas fotos que vi en pinterest y así véis que monería y además una pinta deliciosa

           

Increible a que si??? Pues ese es uno de los mil usos que tiene esta deliciosa salsa de caramelo salada.

Me dejo de rollos ya y os dejo la receta verdad?

Bueno ahí va!!!

- 200gr Azúcar blanquilla

- 90gr Mantequilla con sal

- 120ml Nata (35% materia grasa)

- 1 cucharadita Sal (5 o 6gr)

Y se hace así.....

Verter el azúcar en un cazo y llevar al fuego a media potencia y remover sin parar hasta que el azucar se convierta en caramelo (se funda) en un caramelo color dorado, importante no dejar que el caramelo se oscurezca. 

Cuando veas que esta color doradito y no quedan granos de azúcar , añadimos la mantequilla con cuidado (El caramelo quema, mucho! ) y mezclamos hasta que se derrita.

A continuación agregamos la nata POCO A POCO, creará un volván de espuma que irá disminuyendo poco a poco y mientras vamos añadiendo el resto de la nata.

Lo dejamos en el fuego a media potencia más o menos 1 minuto. 

Pasado ese tiempo lo apartamos del fuego y le añadimos la pizca de sal y removemos durante 1 minuto para integrarla.

Lo dejamos reposar hasta que esté a temperatura ambiente.

Todavía estará líquido y así ya se puede usar. Es ideal esta textura para las drip cake. Pero, si lo que buscas es una consistencia más de crema, déjalo 8 horas en la nevera y verás como queda perfecto para rellenar tus tartas y cupcakes.

Espero que os haya gustado el post de hoy, yo reconozco que le voy cogiendo el gustillo a esto <3 me veréis a menudo por aquí!

Un beso ENORMEEEEEEEE!!!!!!!